El ánodo de sacrificio es una barra de magnesio que carga las sales minerales con carga positiva lo que las hace in adherentes  a los metales y pasando a formar parte del agua como basura.

Las sales minerales con el calor se activan y se adhieren a los materiales ferrosos ocasionando con el tiempo la corrosión y dañando algunas partes de los Calentadores como el termotanque y los tubos y en ocasiones dañando también la tubería de su domicilio.

Por este medio se neutralizan las sales minerales del agua evitando con esto que se adhieran al taermotanque o a los tubos.

Es un plus que Calentadores Solares Geiser incluye en cualquiera de sus equipos, esto es para que TU calentador tenga un tiempo de vida útil de hasta 25 años!